Hola ! ¿qué tal va el verano ? A mí se me está pasando volando y eso que no estamos haciendo nada especial, digamos. Aprovechamos los días de sol como podemos, puesto que este mes de agosto está siendo bastante malo climatológicamente hablando.

Pero hoy vengo a hablaros de otra cosa. Ya pasaron dos años ! Oliver cumplió dos años, dos años ya!  No me lo creo, en serio. Si el primer año es de cambios brutales, este segundo no se queda atrás. La semana anterior al cumpleaños empezó a soltarse hablando un poquito más y ya decía dos o tres palabras seguidas. Y después del cumpleaños ya frases y verborrea total, eso sí, ahora ya entenderle es otra cosa….

Cuando te dicen que el tiempo vuela es literal, y ya cuando empiezan a andar y moverse solos, ni os cuento. Él empezó a andar solo de todo en el mes de Diciembre, los primeros cuatro meses lo pasamos un poco mal, ya que nos dió varios sustos, se caía hacía atrás en plancha, recto como una tabla. Lo consultamos y nos dijeron que era normal, pero desde luego no nos quedamos tranquilos, puesto que nos era imposible estar 24h pegados a él, y de repente, golpazo en la cabeza… Pero bueno, otra etapa que parece que pasó.

Le encanta subir, bajar, trepar, tocarlo todo, incluyendo todos los instrumentos que le han ido regalando o comprando: Tambor, xilófono, cascabel, y desde luego golpear todo lo que encuentra a su paso jajajaja. Le gusta mucho bailar, aunque hace poco le ha venido la verguenza y fuera de casa sólo baila conmigo o con su padre. Tiene una memoria increíble para las canciones y si habeis visto mis stories de Instagram alguna vez, todas las noches canta en su cama.

Respecto al sueño bastante bien, tiene sus días como todo el mundo, pero duerme bastante horas seguidas. Pero desde hace un tiempo no quiere ir para su cama, así que bien se duerme con nosotros y luego lo cambio, o nos tumbamos con él en su cama. Despierta de noche varias veces, llamándome, voy, lo tapo o le hablo y suele enganchar el sueño rápido. A esto también tengo que añadir, que  desde hace un par de semanas, no quiere estar a oscuras, así que le hemos puesto una luz pequeña enchufada, pero bueno, no le convence demasiado y sigue sin querer estar en su cama.

Sobre el tema pañal, ni de lejos está listo, así que ya os contaré.

Tengo que decir que este segundo año lo he disfrutado a tope, mucho más que el primero ( que también, pero había muchos más miedos e incertidumbres ). No estuvo tan enfermo de bronquiolitis como el año pasado, algo que aporta mucha más tranquilidad, el tema del peso y la talla fue más relajado también (aunque sigue pequeñito).

Por el cumple hicimos una pequeña celebración dónde reunimos a la familia y hubo distintos aperitivos y una gran tarta de nata con fresas. Estaba muy emocionado y lo pasó muy bien, aún sigue cantando cumpleaños feliz todos los días jajajajaja

Pues hasta aquí el post de hoy, contadme, ¿cómo van vuestros pequeñ@s ? ¿ cómo estáis pasando el verano ? Un abrazo,


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *