Hola! ¿Cómo estáis? Ya llegó la primavera, las flores, el cielo azul, temperaturas más altas…. sin duda una de mis estaciones preferidas. Pero con la primavera llega también…. el cambio de hora … Personalmente no me gusta este cambio horario porque creo que no favorece nuestro ritmo biológico.

Y si hablamos de maternidad, menos me gusta aún… La primera semana después del cambio de hora, fue horribilis en el tema sueño para mi hijo. Adelantamos los relojes una hora pero para él fue como si lo hubiésemos retrasado 2 horas. A las 9 de la noche tenía la energía de media tarde….. Menos mal que esa semana no hubo colegio, porque la hora de dormir se retraso 1 hora y media, no había manera de que se durmiera antes.

Ahora, ya terminando la segunda semana post cambio de hora…. vamos volviendo a la rutina. Aún así no está al 100%, se le nota bastante cansado por las tardes. ¿Y qué hemos hecho para recuperar la rutina y volver al horario de sueño habitual?

1 – Estar en casa al menos 2 horas antes de la hora de acostarse. Para nosotros fundamental para bajar las revoluciones antes de dormir.

2 – Reducir la luz natural dentro de casa paulatinamente. Al salir del baño, antes de cenar, ir bajando persianas un poco, cerrar cortinas… Aunque son niños, no son tontos y obviamente se dan cuenta y no suele faltar la frase: ” aún es de día, no quiero dormir” y ahí suele entrar una breve explicación del cambio de hora , que mañana hay colegio, que tenemos que descansar, etc.

3- Una vez dormido, o cuando me acuesto, vuelvo a abrir un poco las persianas. Esto permite que por la mañana le entre luz natural y se va despertando solo y con calma. Personalmente creo que un buen despertar marca una gran diferencia para afrontar el día de mejor manera.

4- Y por último, pero no menos importante…. Los aceites esenciales. En junio hará un año que llegaron a mi vida y no puedo estar más contenta con los múltiples usos para toda la familia. Para el tema del sueño, me ayudo de 2 maneras:

A la hora del baño le añado unas gotas de aceite esencial

– Pongo el difusor en su habitación antes de acostarse y luego lo apago.

Mis aceites preferidos para este momento son la Lavanda y la sinergia Gentle Baby , al final os dejaré un enlace a la página de Young Living para que leáis sus beneficios y si tenéis cualquier duda podéis preguntarme.

Y con estos cuatro tips vamos recuperando el sueño y la rutina esta primavera. ¿Cómo estáis llevando vosotros la primavera y el cambio horario? Me encantará leeros. Os mando un abrazo enorme.

https://www.youngliving.com/es_US/products/aceite-esencial-gentle-baby

https://www.youngliving.com/es_ES/products/lavender


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *